La Web 2.0

10 05 2008

Hace un tiempo leí un artículo llamado “La Web 2.0 me exaspera” en la revista PCMAGAZINE y me pareción muy interesasnte el punto de vista de la autora, Nadia Molina, directora editorial de dicha revista, acerca de la Web 2.0.

Aquí les dejo el artículo completo:

Hace poco más de un año, cuando la Revista Time reconoción a todos los usuarios de la Red como “personas del año” no pensé que pudiera decir: la Web 2.0 me exaspera. Como dice la canción, “ojalá pase algo que lo borre pronto”. Y no es que piense que tiempos pasados fueron mejores, nada de eso. De hecho, no entiendo cómo podríamos vivir con entornos estáticos en Internet, páginas HTML con pocas actualizaciones y cero interacción con el usuario pero, por Dios, ahora estamos justo en el otro extremo.
Tim O’Reilly de O’Reilly Media, utilizó por primera vez el termino Web 2.0 para explicar el renacimiento y evolución de Internet en 2004. En aquel año, surgían nuevas aplicaciones que superaban a las anteriores y, todas ellas, movidas por un objetivo común: lograr la participación y colaboración de aquellos que antes solo leían contenido. Después de que O’Reilly formalizara tal propósito, la Red explotó. Millones de personas no lo pensamos dos veces: tomamos las herramientas y empezamos a crear contenido sin más razón que la pasión (o urgencia) por dejar de ser espectadores de lo que sucedía en Internet.
Hoy todo es social, los contenidos están desbordados y desarrolladores se han vuelto locos creando más y más aplicaciones para participar. Y, entre más pasa el tiempo, tales aplicaciones te invitan a compartir información cada vez menos relevante. Pero no es eso lo que me fastidia. Ni siquiera es el atentado que, gracias a la era 2.0, han sufrido los derechos de autor (eso lo iremos superando). Es más, aunque comparto la teoría de los analistas que auguran un estallido de la burbuja 2.0 por todos aquellos que han invertido fortunas en proyectos de Internet con extraños modelos de negocios, no es lo que me inquieta.
La falta privacidad en la Web 2.0 me exaspera. Sí, los usuarios debemos ser conscientes y responsables de lo que publicamos en la Red, pero qué derecho tienen otros de postear información sobre los otros y, además, compartirla sólo por que es el espíritu de la Web 2.0.
La saturación 2.0 me exaspera. Tuve un idilio con Facebook, ni modo de negarlo, pero me parece que se ha convertido en una clara representación de la era 2.0 cada vez que vuelvo a mi cuenta, me encuentro con una cantidad descomunal de aplicaciones (divertidas, pero inservibles) enviadas por mis contactos. Para poder usar tales aplicaciones, tengo que enviar invitaciones molestas a destajo y así, hacer que mis contactos también se sientan saturados.
La élite 2.0 me exaspera: de por sí hay una brecha tecnológica entre los que tienen acceso a la información y los que no. Ahora, de entre los que tienen acceso, está la élite de los que participamos en las redes sociales y que, a la vez, descalificamos a los que han decidido permanecer al margen o a quienes, simplemente, no han podido seguir el vertiginoso ritmo de esta era. Esta separación, queridos lectores, atenta contra los ideales de inclusión de Tim Berners-Lee, el creador de la Web.
Pero ante la exasperación, espero el próximo paso de la Red: La Web Semántica de Berners-Lee, la que se basa en la idea de añadir metadatos semánticos. La Red que, en otras palabras, se esforzará por entender a los usuarios y hacerlos partícipes en el mismo nivel. No sé si eso terminará con ‘la fábrica de irrelevancias’ pero, al menos, la Web volverá a ser personal.

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: